martes, 25 de mayo de 2021

"Casi todo cuanto sabemos..." (Janet Malcolm)



"Casi todo cuanto sabemos lo sabemos, en el mejor de los casos, de una manera incompleta. Y casi nada de lo que nos cuentan sigue siendo lo mismo cuando se vuelve a contar".

Janet Malcolm, Dos vidas: Gertrude y Alice

sábado, 22 de mayo de 2021

jueves, 6 de mayo de 2021

¿Qué es lo que conecta las palabras con las cosas? (Anne Carson)



Todo mito es un laborioso dibujo repetido,
una proposición de doble filo,
que permite a quien lo use decir una cosa y querer decir otra, llevar una doble vida.
De ahí la noción que aparece muy pronto en el pensamiento antiguo de que todos los poetas mienten.
Y de las verdaderas mentiras de la poesía
fue destilándose una pregunta.

¿Qué es lo que en realidad conecta las palabras con las cosas?

                                               Anne Carson, La belleza del marido (traduccción de Ana Becciu)


miércoles, 5 de mayo de 2021

La santa faz de nuestras habitaciones solitarias (Roberto Bolaño)

“¿Recordar el paño de lágrimas que algún día ya muy lejano fue la poesía?, ¿paño de lágrimas, santo sudario, la santa faz de nuestras habitaciones solitarias?”
   
“En Estrella Distante digo que Lihn era más importante que Teillier y que nosotros lo sabíamos, pero que a Teillier lo amábamos más. Lihn enseñaba más, pero Teillier se hacía querer y nos ayudaba a querer más.

Carta de 5 de junio de 1996

martes, 20 de abril de 2021

miércoles, 14 de abril de 2021

El gesto (George Oppen)


EL GESTO

La pregunta es: ¿cómo se agarra una manzana?
¿A quién le gustan las manzanas

y qué se hace con
la mugre? La pregunta es:

¿Cómo se agarra con la mente
algo que se quiere

captar y cómo agarra el vendedor
la baratija que pretende

vender? La pregunta es:
¿cuándo va a dejar de haber un centenar

de poetas que confundan ese gesto
con un estilo?

Traducción de Ezequiel Zaidenweg

martes, 13 de abril de 2021

domingo, 11 de abril de 2021

Literalmente a la chingada (Bolaño acerca de Mario Santiago)

"Sé buena y comprensiva con Mario, aunque te llame a las tres de la mañana y te interrumpa un polvo. Cuélgale el teléfono, pero quiérelo. El día que Mario se muera se van a ir literalmente a la chingada un montón de cosas que harán mucho más pobres a los que viven en México y a los que hemos vivido en México".

Roberto Bolaño en una carta a Carla Rippey

lunes, 5 de abril de 2021

domingo, 28 de marzo de 2021

La ciencia de la tristeza (Darío Galicia) – "Ernesto San Epifanio" ataca de nuevo...



La ciencia de la tristeza

Darío Galicia

Prólogos de Juan José Oliver e Isabel Fraire. Epílogo de Mario Raúl Guzmán

152 páginas

Ediciones Sin Fin, Barcelona, 2019

 

 

Historias cinematográficas(1987) y La ciencia de la tristeza y otros poemas(1994) son los dos poemarios que Darío Galicia dio a la imprenta antes de verlos volar de librerías y convertirse en joyas excéntricas de la poesía que en los años setenta y ochenta salió a las calles y plazas de un país asfixiado por sus cacicazgos. Que por dos onzas de oro puro se afanen los gambusinos de rarezas bibliográficas; lo de Darío fue un par de bocanadas de aire fresco en una bóveda llena de versificadores inertes. Sus poemarios desaparecieron antes de desaparecer él mismo de la vida pública; tropezarse con un ejemplar en una pila de libros agotados era un verdadero hallazgo; encontrar a su autor, algo casi imposible en las inmediaciones, de modo que los lectores debieron contentarse con seguir las fantasmagorías de Ernesto San Epifanio en Los detectives salvajes Amuleto. Ninguna de las dos novelas de Roberto Bolaño buscaba al menos una pista del paradero de la persona transmutada en personaje, desde luego, pero mantuvieron viva la inquietud por allegarse noticias del destino incierto del poeta. Pesquisa que condujo a sus amigos a San Andrés Tetepilco, un barrio de la Ciudad de México donde el inteligente y fino, irónico y gracioso Darío sobreviene a las urgencias de la vida diaria, ciertamente maltrecho por los estragos de una neurocirugía que dio pie y pienso a quienes se alimentan de leyenda. Ediciones Sin Fin pone nuevamente en circulación una obra que podemos definir con palabras del propio Darío Galicia: Volátil, esbelta y ligera, / en el espacio abierto danzando…

 

                                   Mario Raúl Guzmán



jueves, 25 de marzo de 2021

Lo indecible (Clarice Lispector)



"Lo indecible me será dado solamente a través del lenguaje".

                                                                                                                   Clarice Lispector



jueves, 4 de marzo de 2021

Desafío al pensamiento (Hannah Arendt)

"Tienes mucha razón: he cambiado de opinión y no hablo ya de ‘mal radical’ [...] Ahora, en efecto, opino que el mal no es nunca ‘radical’, que sólo es extremo, y que carece de toda profundidad, y de cualquier dimensión demoníaca. Puede crecer desmesuradamente y reducir todo el mundo a escombros precisamente porque se extiende como un hongo por la superficie. Es un ‘desafío al pensamiento’, como dije, porque el pensamiento trata de alcanzar una cierta profundidad, ir a las raíces y, en el momento mismo en que se ocupa del mal, se siente decepcionado porque no encuentra nada. Eso es la ‘banalidad'. Sólo el bien tiene profundidad y puede ser radical".

Hannah Arendt, carta a Gershom Scholem

martes, 2 de marzo de 2021

Dormí como un millón de acordeones rotos (Zachary Schomburg)



1979 

Quería encontrarte en ese bote blanco sobre la sangre de mi pesadilla, Joshua, pero todo el espacio a mi alrededor estaba lleno de pájaros. No había forma de saber si era día o noche. Cuando moví mis brazos y caminé hacia adelante o hacia atrás o hacia los lados, golpeé muchos pájaros en el suelo congelado y luego los pisé y aplasté sus huesos huecos. Se sintió como si estuviera pisando una bolsa de bolitas. No sabía cómo llegar a otro lugar, por eso cavé un agujero al lado de los pájaros e hice una cueva. Dormí como un millón de acordeones rotos. 

Libro de Joshua, traducción de Sebastián Gómez Matus

viernes, 5 de febrero de 2021

miércoles, 3 de febrero de 2021

El verso (George Steiner)

"Hice poesía, pero me di cuenta de que lo que estaba haciendo eran versos, y el verso es el mayor enemigo de la poesía". 

viernes, 29 de enero de 2021

No olvides nunca (Imre Kertész)


«Quienes quieren devolver la autoestima a la nación justificando sus estupideces o sus crímenes sólo cometen más estupideces y más crímenes. No olvides nunca que aquí a los diez años te excluyeron de la escuela, es decir, te obligaron a ir a una "clase para judíos"; que en las prácticas de la organización paramilitar juvenil Levente se designaba a estudiantes "arios" como "jefes de tropa", los cuales atormentaban a discreción a los niños que llevaban el brazalete amarillo; aquí, en el instituto de la calle Barcsay, se formaba a niños de dieciséis años de edad para ser asesinos y a niños de catorce o quince para ser asesinados. No olvides que por esta ciudad te fueron empujando a patadas, que en una tarde luminosa no apareció ni una sola mano dispuesta a ayudar, no se levantó ni una sola voz en las calles atestadas de gente; autoridades húngaras mandaron coser el sello sobre tu pecho, autoridades húngaras te entregaron a una potencia extranjera, te despojaron de tu ciudadanía con el objeto de que una potencia extranjera —la Alemania nazi—te asesinara».

lunes, 25 de enero de 2021

Atención y aprendizaje continuos (Italo Calvino)

"El infierno de los vivos no es algo por venir; hay uno, el que ya existe aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Hay dos maneras de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de dejar de verlo. La segunda es arriesgada y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio".

Italo Calvino, Las ciudades invisibles

domingo, 27 de diciembre de 2020

Tipos de sociedad y tipos de máquinas (Gilles Deleuze)

Es sencillo buscar correspondencias entre tipos de sociedad y tipos de máquinas, no porque las máquinas sean determinantes, sino porque expresan las formaciones sociales que las han originado y que las utilizan. Las antiguas sociedades de soberanía operaban con máquinas simples, palancas, poleas, relojes; las sociedades disciplinarias posteriores se equiparon con máquinas energéticas, con el riesgo pasivo de la entropía y el riesgo activo del sabotaje; las sociedades de control actúan mediante máquinas de un tercer tipo, máquinas informáticas y ordenadores cuyo riesgo pasivo son las interferencias y cuyo riesgo activo son la piratería y la inoculación de virus. No es solamente una evolución tecnológica, es una profunda mutación del capitalismo.
Gilles Deleuze. Post-scriptum sobre las sociedades del control

lunes, 19 de octubre de 2020

Dejar hablar al lenguaje (Rubén Ángel Arias Rueda)

"Querría dejar hablar al lenguaje. Para ello, le digo y me digo, puede contar con mi torpeza. La torpeza es la llave del banquete. Cuanta más torpeza demuestre yo, menos interferirá mi voluntad y mi deseo. Dejar hablar al lenguaje, esto es, a su lógica, a su hipnosis y horadadura. Mi confianza –tal vez mi ingenuidad– es que cuanto menos se lo obstaculice más razón común será capaz de alojar o de sacar a la superficie".

"Énfasis y admiración", Lo nuevo, Ctxt, 19 de octubre de 2020. 

viernes, 9 de octubre de 2020

Los niños rojos (Roberto Bolaño, octubre de 1977)



LOS NIÑOS ROJOS


Como en una película
Después del gran terremoto
Siempre hay un niño
Que no muere
Extraño y dialéctico film
En el otro lado del sistema.

A veces el barco naufraga
En los mares del oriente
Y todos los pasajeros se ahogan
O son devorados por los tiburones
Sin embargo siempre hay una niña
Que sobrevive.

Y sus ojos negros recorren
La isla que es como un laboratorio
Como un mapa de las galaxias
Y también como un montón de juguetes
Esperándola.

La vida tal vez quiere
Seguro que quiere
Que en las grandes catástrofes
Ellos sean pequeñas anti-catástrofes
Formas de criticar
Nuestros destino nuestro azar y nuestros
Crímenes premeditados.

Y así algunos escapan
Cuando los buses chocan cuando los
Supermercados se incendian
O cuando la aviación de guerra
Destruye totalmente sus pueblos.

Así algunos escapan
A las doce del día
Protegidos solamente por sus sueños
Y son sombras que se proyectan
En las oficinas
Lentos resplandores
Que creemos ver en la frente
de la mujer que amamos.

Después viene la calma de
La Contrarrevolución después vienen
Los largos interrogatorios eléctricos
Y las baladas sobre hombres
Que nunca regresarán a casa.

Los pantanos se ponen más espesos que nunca.

Pero siempre
Creo yo
Queda algún niño
Para sobrevivir rabiosamente
Y contarlo.
                                                                    
                                                                            Barcelona, octubre de 1977

jueves, 1 de octubre de 2020

Un sujeto tan complejo (Nicanor Parra entrevistado)



–¿Irá a México, don Nicanor?
–Por lo visto, sí, por lo visto. Hay que volver al lugar de los hechos.

–¿Va a preparar algo especial?
Quiero leer un poema sobre Octavio Paz, que he estado trabajando. Creo que ya se publicó una primera versión, pero ha variado. Eso llevaría a Guadalajara si la salud me acompaña, tengo 85 años. Ordinariamente estoy bien, pero de repente se producen sorpresas, caídas, desniveles propios de la edad, nada en particular. Me interesa llevar este texto, porque las relaciones con Paz fueron un poco problemáticas, trato de ver qué fue lo que pasó.

–Entonces, ¿está readecuando el poema?
–Redondeándolo, sí, porque no es fácil escribir sobre un sujeto tan complejo como Paz.

Entrevista de Enrique Portilla, 1999, El Mostrador.


lunes, 28 de septiembre de 2020

La poesía y el yo (Vera Linhartová)



"... la poesía comienza ahí solamente donde el yo calla".


miércoles, 17 de junio de 2020

Los ruidos que a mí me gustan (Roberto Bolaño)

"Por suerte no me han publicado ningún libro ni tengo que reseñar los libros de sus amigos en sus revistas. Puedo leer lo que quiero y callar después de mis lecturas, o bien seguir en mis calles, mirando vitrinas según el modelo de ellos, pero con los ruidos que a mí me gustan.

Moriré inédito pues no tengo el impulso ni el talento para crear editoriales alternativas. Ni quiero que dentro de algún tiempo, cuando yo sea casi un cadáver, un joven poeta extranjero (como yo ahora) escupa en su intimidad total, dueño y señor de su tierra de nadie, un mal poema contra mí".

Roberto Bolaño, Barcelona, La Rosa de Fuego, 1978

lunes, 15 de junio de 2020

Tranquilamente (J. C. Onetti)

"... aprendió a tomarse en serio, y no con la desesperación y el sentido de fatalidad de antes, sino tranquilamente, sin intuir el ridículo y la propia miseria".

Juan Carlos Onetti, Para una tumba sin nombre

jueves, 28 de mayo de 2020

Un virus desconocido (Roberto Bolaño)

"Esa noche no quise dormir en la comisaría y me hice un hueco en una madriguera llena de ratas tenaces y sucias y cuando desperté estaba solo. Aquella noche soñé que un virus desconocido había infectado a nuestro pueblo. Las ratas somos capaces de matar a las ratas. Esa frase resonó en mi bóveda craneal hasta que desperté. Sabía que nada volvería a ser como antes. Sabía que sólo era cuestión de tiempo. Nuestra capacidad de adaptación al medio, nuestra naturaleza laboriosa, nuestra larga marcha colectiva en pos de una felicidad que en el fondo sabíamos inexistente, pero que nos servía de pretexto, de escenografía y telón para nuestras heroicidades cotidianas, estaban condenadas a desaparecer, lo que equivalía a que nosotros, como pueblo, también estábamos condenados a desaparecer".

Roberto Bolaño, "El policía de las ratas" 

martes, 26 de mayo de 2020

Enrique Lihn en la cornisa (Enrique Lihn)


Ya sé que esta pregunta da para todo, ¿pero podrías explicar lo que es para ti la poesía?

La tendencia mía se inscribe en un tipo de registro poético que considera el lenguaje como algo de alguna manera intraducible; trata de postular una especie de lengua dentro del lenguaje que ofrezca la misma resistencia que una lengua extranjera. Esa es una tendencia que siempre ha existido en la poesía. La poesía es una forma de pensamiento, y lo que a mí me interesa es la ocasión que la literatura ofrece para ponerla en práctica. El más célebre componente de esta postura es Poe cuando se refiere a cómo escribió "El cuervo". Por aquí tengo la cita: "Es mi intención mostrar que ningún detalle de su composición puede asignarse a un azar o una intuición, sino que la obra se desenvolvió paso a paso hasta quedar completa, con la precisión y el rigor lógico de un problema matemático".

Enrique Lihn en la cornisa ("Una entrevista pendiente, un poema intempestivo, una secuencia fotográfica", Claudia Donoso), p. 72.

lunes, 25 de mayo de 2020

Tolstói, Kafka y el escarabajo (Elias Canetti)

"Tolstói disfrazado de escarabajo en un baile. ¿Le habría gustado a Kafka, que veneraba a Tolstói, leer esto después de haber escrito La transformación?

Elias Canetti,  Apuntes, "La provincia del hombre", 1971.

lunes, 18 de mayo de 2020

El poeta (Walter Benjamin)



"El poeta goza del privilegio incomparable de que puede ser a discreción bien él mismo o bien otro. Como el alma errante en busca de un cuerpo, entra, cuando quiere, en la persona de otro. Para él la persona de cualquiera está libre y abierta, y si algunos lugares le parecen cerrados, es porque, a sus ojos, no vale la pena visitarlos".

("El París del Segundo Imperio en Baudelaire", Charles Baudelaire, Spleen de París, Madrid, 1998, p. 29. Citado en W. Benjamin, Obras I, 2, p. 146).

domingo, 17 de mayo de 2020

Escribo (Enrique Lihn)

                                                                              (Claudia Donoso, 1983)

                                Escribo para desquitarme de la inacción que significa escribir
                                Escribo como alguien compra un número de la lotería atrasado
                                Escribo de parte de los perdedores para la mortalidad
                                Escribo sin voz por amor a la letra
                                Escribo, luego el otro existe.
La aparición de la Virgen, 1987

jueves, 14 de mayo de 2020

Bibliotecas (Rubén Ángel Arias Rueda)

Me sentiría muy incómodo si se me invitara a hacer una defensa de las bibliotecas públicas. Es tan evidente su importancia que no me veo capacitado no ya para mantener, sino para empezar una conversación con alguien que no vea esa importancia o no quiera verla. Tener que defender este hecho, verme en esa tesitura, sería ya un signo inevitable de que he sido derrotado. 

Además, y en esto voy con Spinoza, nadie nunca ha sido convencido por una razón, por un argumento. Eso que llamamos “convencer” no es otra cosa que un “cambiar de afecto”, y los afectos escapan al poder de las argumentaciones. Uno convence a los convencidos, a quienes contaban con esa predisposición, y así ha sido siempre. 

¿Cómo se llega al convencimiento de la necesidad de bibliotecas públicas? Ni idea.

¿Cómo se llega al convencimiento de su utilidad y su atractivo? Esta es fácil, esta me la sé: con su uso. Con un uso habitual y prolongado. 

No creo tampoco en las defensas humanistas del libro, que es un mero soporte y como tal puede contener cosas extraordinarias e infames, ni de la literatura, a la que los poderes económicos, académicos y políticos menosprecian con una mano y ensalzan con la otra, según les convenga. 

¿La literatura nos hace mejores? Pues de nuevo: ni idea.

¿La bibliotecas abundantes y muy pobladas nos mejoran? La respuesta aquí es un sí tan rotundo que no lo estropearé con ninguna demostración. Nos mejora que los libros sean muchos y accesibles, y que se encuentren dispuestos por materias, primero, y alfabéticamente, después, al margen del orden que el mercado querría imponer sobre ellos. 

Y aunque ya se haya adivinado creo que debo, con énfasis, reconocer que soy un usuario tenaz –terco, muy burro– del libro impreso, en el cual sigo encontrando unas nada nostálgicas ventajas para la lectura y el estudio. En consecuencia, lo que –más allá de la abundancia– me parece que debe ser reivindicado –y sin saber muy bien del todo a qué me refiero (ni falta que hace)– es el placer, el detenimiento, el tiempo perdido y recobrado y vuelto a perder no solo en la lectura, sino también en las búsquedas y encuentros azarosos que el andar entre las baldas propicia continuamente. 

Esto último es imposible sin el espacio tridimensional de las bibliotecas y sin la tridimensionalidad de quienes las atienden y las conservan, pues no hay logaritmo capaz de dar con la cifra no ya de los gustos personales (tan poco personales y tan logarítmicos a nada que se indague en ellos), sino de los caprichos de quien merodea entre muchos libros juntos. 

El espacio tridimensional de las bibliotecas y las personas. En ello veo, al menos, una clave. El espacio tridimensional y nuestra capacidad –es casi un don– para perdernos en él.

domingo, 10 de mayo de 2020

La sordera de siempre (Georg Christoph Lichtenberg)



"No es que los oráculos hayan dejado de hablar, sino que los hombres han dejado de escucharlos".
Georg Christoph Lichtenberg, Aforismos, Cuaderno F (1776-1779)

sábado, 9 de mayo de 2020

Literatura, tiempo y antitiempo (Enrique Lihn)



"La literatura te exige tu tiempo hábil, tu tiempo libre y el tiempo o el antitiempo en que duermes y sueñas". 
Enrique Lihn conversando con Claudia Donoso, 1981
(Sugerencia de Ignacio Bajter)

viernes, 8 de mayo de 2020

La mierda y el futuro (Osvaldo Lamborghini)


"La mierda viene del futuro".


jueves, 7 de mayo de 2020

Un acto de lenguaje y una política del pensamiento (Henri Meschonnic)



"Un poema es un acto del lenguaje que no tiene lugar más que una vez y que recomienza sin cesar. Porque hace al sujeto. No cesa de hacer sujeto. De ustedes. Porque el poema es una actividad, no un producto".

"Devastar la representación convenida, enseñada, canónica. Porque el poema es el momento de una escucha. Y el signo no hace más que darnos a ver. Es sordo, y permanece sordo. Sólo el poema puede ponernos en la voz, hacernos pasar de voz en voz, hacer de nosotros un escucha. Darnos todo el lenguaje como escucha. Y la continuidad de esta escucha incluye, impone una continuidad entre los sujetos que somos, el lenguaje que devenimos, la ética en acto que es nuestra escucha, de donde viene una política del poema. Una política del pensamiento. El partido del ritmo".
Henri Meschonnic, Manifiesto a favor del ritmo

miércoles, 15 de abril de 2020

Conrad, nuestro contemporáneo


"Pocos entienden que sus vidas, la esencia misma de su carácter, de sus capacidades y audacias, son mera expresión de su fe en la seguridad de su entorno. Valor, compostura, serenidad, emociones y principios, todo pensamiento grande o pequeño, no son del individuo sino de la masa... de la masa que cree ciegamente en el poder irresistible de sus instituciones y su moral, en la fuerza de su policía y su opinión".

Joseph Conrad, Una avanzada del progreso (1896)
[citado por Rubén Ángel A. R.]

jueves, 9 de abril de 2020

viernes, 3 de abril de 2020

Lo que hace la literatura – William Faulkner



"Lo que hace la literatura es equiparable a lo que hace una pobre cerilla en medio del campo en mitad de la noche. Una cerilla no ilumina apenas nada, pero nos permite ver cuánta oscuridad hay a su alrededor".

William Faulkner



lunes, 23 de marzo de 2020

Rahsaan Roland Kirk Quintet – Volunteered Slavery



Rahsaan Roland Kirk-Tenor: Sax, Manzello, Stritch, Clarinet, 
Castinets, Vocals, Various Flutes and Whistles 
Ron Burton: Piano Henry Pearson: Bass
Richie Goldberg: Drums
Joe Texidor: Percussion. Recorded at Grand Palais, Paris, France, March 8, 1972

domingo, 22 de marzo de 2020

Reacción pánica (Byung-Chul Han)


Pero hay otro motivo para el tremendo pánico. De nuevo tiene que ver con la digitalización. La digitalización elimina la realidad. La realidad se experimenta gracias a la resistencia que ofrece, y que también puede resultar dolorosa. La digitalización, toda la cultura del “me gusta”, suprime la negatividad de la resistencia. Y en la época posfáctica de las fake news y los deepfakes surge una apatía hacia la realidad. Así pues, aquí es un virus real, y no un virus de ordenador, el que causa una conmoción. La realidad, la resistencia, vuelve a hacerse notar en forma de un virus enemigo. La violenta y exagerada reacción de pánico al virus se explica en función de esta conmoción por la realidad.

La reacción pánica de los mercados financieros a la epidemia es además la expresión de aquel pánico que ya es inherente a ellos. Las convulsiones extremas en la economía mundial hacen que esta sea muy vulnerable. A pesar de la curva constantemente creciente del índice bursátil, la arriesgada política monetaria de los bancos emisores ha generado en los últimos años un pánico reprimido que estaba aguardando al estallido. Probablemente el virus no sea más que la pequeña gota que ha colmado el vaso. Lo que se refleja en el pánico del mercado financiero no es tanto el miedo al virus cuanto el miedo a sí mismo. El crash se podría haber producido también sin el virus. Quizá el virus solo sea el preludio de un crash mucho mayor.

martes, 17 de marzo de 2020

Actividad anómala o despropósito (Francisco Ferrer Lerín)



"La escritura es una actividad anómala, no consustancial al ser humano; forma parte de ese conjunto de extras que han ido adquiriendo los más aventajados. Y hablo de la escritura como forma de comunicación en general, como forma de transmisión de advertencias, órdenes, saludos, pero no como forma de alteración de la realidad, o sea de creación, de arte; alteración que más que una anomalía constituye un despropósito".

Familias como la mía, Tusquets Editores, Barcelona, 2011.

miércoles, 29 de enero de 2020

Frida Kahlo pinta "La mesa herida" (1941)



Frida Kahlo pintando La mesa herida (1941), cuadro desaparecido en Polonia en 1955.




viernes, 29 de noviembre de 2019

La batalla campal (Nicanor Parra) – Una recomendación de Diego Maquieira



LA BATALLA CAMPAL


la cosa comienza con un
DESFILE NOCTURNO DE ENERGÚMENOS
por el centro de la ciudad:

¡muerte sí!
¡funerales no!

¡muerte sí!
¡funerales no!

¡muerte sí!
¡funerales no!

LOS ROBBOTS OBSERVAN EL DESFILE DESDE SUS CARROS DE COMBATE 
  

y continúa al día siguiente
A LA HORA DE MAYOR TRÁFICO
–entre 1 y 2 de la tarde–
BAJO UN SOL ABRASADOR
con una 
MANIFESTACIÓN PACÍFICA DE ENERGÚMENOS
envueltos en sábanas –con antorchas y cucuruchos 
FRENTE A UNA TIENDA DE POMPAS FÚNEBRES 
  

En teoría no molestan a nadie
y de hecho no hacen otra cosa
que cantar y bailar en tiempo de cumbia
DOS FRASES QUE REPITEN HASTA EL INFINITO
  
¡muerte sí!
¡funerales no!

¡muerte sí!
¡funerales no!

¡muerte sí!
¡funerales no!

PERO LOS ROBBOTS OBSERVAN ATENTAMENTE
LOS ACONTECIMIENTOS DESDE SUS CARROS DE COMBATE

al tercer día

LOS ENERGÚMENOS SE DIRIGEN TRANQUILAMENTE A SUS CASAS
después de varias horas de baile desenfrenado

FRENTE A LA MONEDA

cuando aparecen en escena los robbotsy comienza la batalla campal 

Y COMIENZA LA BATALLA CAMPAL 

¡  Y   C  O  M  I  E  N  Z  A    L A   B A  T  A  L  L  A   C  A  M  P  A  L  ! 
  


Obra gruesa (Santiago, Editorial Universitaria, 1969)

martes, 26 de noviembre de 2019

El editor y el joven Balzac (Alberto Manguel)

“Cuando cierto editor francés muy conocido oyó decir que Balzac era una joven promesa de las letras, decidió ofrecerle dos mil francos por la siguiente novela que escribiese. Así pues, buscó sus señas y descubrió que residía en un barrio parisiense digamos que venido a menos; en vista de que su presa no era lo que se dice un hombre acaudalado, decidió reducir la oferta a mil francos. Pero al llegar allí comprobó que Balzac vivía en el ático, en una vulgar chambre de bonne, así que decidió rebajar de nuevo la cantidad y ofrecerle solo quinientos francos. Por último, cuando llamó a la puerta y entró en la modesta vivienda, viendo que Balzac estaba tomando por toda comida un trozo de pan y un vaso de agua, el editor abrió los brazos de par en par y exclamó: ‘¡Señor Balzac, soy su más ferviente admirador y me gustaría ofrecerle por su próximo libro la bonita suma de doscientos francos!’.”

(Alberto Manguel citado por Patricio Pron)

viernes, 22 de noviembre de 2019

Lo más o menos mal dicho (Rubén Ángel Arias)


28 de noviembre de 2018
Si todo puede corregirse, es porque otra cosa lo gobierna, porque algo, que está más allá de lo dicho –que siempre es imperfecto– rige su sentido. Eso que está más allá no tiene, sin embargo, otra forma de expresarse que a través de las imperfecciones de lo más o menos mal dicho.

5 de febrero de 2019
Sigo empeñado en no dejar ningún rastro en la escritura, en que todo lo que hable en mí me sea ajeno. Llevada esta idea al límite alguien podría falsificar estas notas y yo no encontraría la manera de detectar las incursiones o los cambios.

Rubén Ángel Arias, Diario de Moscú (Idaho)

sábado, 16 de noviembre de 2019

sábado, 9 de noviembre de 2019

La quincalla imperialista (Rafael Sánchez Ferlosio)


“La función de servicio a los consumidores, de aumento del bienestar, es la quincalla tras la que se escuda el imperio absoluto de la producción”.
Non olet (2003)

jueves, 7 de noviembre de 2019

Nosotros y nuestras derrotas somos invencibles (Mauricio Redolés)



Ver de nuevo un militar a cargo de restituir un Estado Injusto que se desvanece, es mi derrota.
Vuelvo a ser encarcelado y torturado, es mi derrota.
Escuchar al militar matizar su rol de represor con un comentario sobre fútbol, es mi derrota.
Ver a mi pueblo humillado con chistes de los ministros sobre su pobreza, es mi derrota.
Chistes sobre bingos para aliviar su carencia de derechos, es mi derrota.
Chistes sobre el precio de las flores a la baja, es mi derrota.
Chistes sobre madrugar para hacer vida social a las 5 de la mañana en una fría calle, es mi derrota.
Chistes cuando sugieren levantarse a las 3 de la mañana para ahorrar treinta pesos, es mi derrota.
Ver a mi pueblo ser llamado “ciudadanía”, es mi derrota.
Ver a mi pueblo ser llamado “los vecinos” es mi derrota.
Ver mi pueblo ser llamado “los consumidores” es mi derrota.
Ver a mi pueblo ser llamado “la familia chilena” es mi derrota.
Ver a mi pueblo NO ser llamado “pueblo” es mi derrota.
Ver a mi pueblo humillado huyendo, pisoteado, gaseado, baleado, apaleado, es mi derrota.
Ver a mi pueblo desesperado buscando una salida, es mi derrota.
Ver a mi pueblo criminalizado por políticos y ganapanes dizque periodistas, es mi derrota.
Ver a mi pueblo esquilmado, trasquilado, carneado, narcotizado, alcoholizado, es mi derrota.
Ver a mi pueblo engrupido con una memoria falsa es mi derrota.
Ver a mi pueblo pasar de largo “dribbeleado” con un falso movimiento de piernas, es mi derrota.
Ver a mi pueblo ser convencido que su rabia y su odio NO son legítimos, es mi derrota.
Ver a mi pueblo ser convencido que el odio de los poderosos SÍ es legítimo, es mi derrota.

¡NOSOTROS Y NUESTRAS DERROTAS SOMOS INVENCIBLES!

miércoles, 30 de octubre de 2019

Cuestión de foco (Leonardo Sanhueza)




El todo es más sencillo que las partes,
pero lo ignora y vive así, cegado
por la vastedad de sí mismo,
como la nieve,
que presume de su blancura
porque no puede ver su fondo oscuro
ni la secreta artesanía de sus cristales.

La juguetería de la naturaleza (2016)

viernes, 14 de junio de 2019

El arte negro (Anne Sexton)





El arte negro

Una mujer que escribe siente demasiado,
¡qué trances y portentos!
Como si los ciclos y los niños y las islas
no fueran suficiente; como si los enlutados y los chismes
      y las verduras nunca fueran suficiente.
Ella piensa que puede advertir a las estrellas.
Una escritora es en esencia una espía.
Querido, yo soy esa niña.

Un hombre que escribe sabe demasiado,
¡tales hechizos y fetiches!
Como si las erecciones y los congresos y los productos
no fueran suficiente; como si las máquinas y los galeones
y las guerras no bastaran nunca.
Con muebles usados él hace un árbol.
Un escritor es en esencia un estafador.
Querido, tú eres ese hombre.

Nunca amándonos,
odiando hasta nuestros zapatos y sombreros,
querido, querido mío, nos amamos uno al otro.
Nuestras manos están celestes y suaves.
Nuestros ojos están llenos de confesiones terribles.
Pero cuando nos casamos,
los niños se retiran con asco.
Hay demasiada comida y no queda nadie
que se coma toda la extraña abundancia.

                                      (Traducción de Verónica Zondek)