sábado, 30 de agosto de 2008

Una hora o toda la vida (Canetti)


"Basta con entregarse una hora diaria a sus pensamientos sin ningún objetivo para seguir siendo algo parecido a un hombre."
Elias Canetti, Hampstead, 1971


"Uno podría pasarse toda la vida reflexionando sobre sí mismo, y no darse cuenta de que no lo merece."
Hampstead, 1983

"Callar la boca y no enmudecer. La cuadratura del espíritu."
Apuntes 1992-1993, 1992